Psicología Infantil

Niños: lo que siento, lo que pienso, lo que hago

En Ítaca intervenimos tanto en problemas emocionales como de desarrollo y aprendizaje de los niños y niñas a través de un modelo de interacción que valora e interviene sobre las diferentes variables del entorno y las relaciones que se establecen con ellas. Aquí la intervención de psicólogos infantiles es clave para aprender a manejar las contingencias que acompañan a conductas inadaptadas o problemáticas para el desarrollo del menor, favorecer su maduración y la adquisición de técnicas de estudio, habilidades sociales y enfrentarse a problemas de diversa índole.

Contamos para la evaluación psicológica y del lenguaje infantil con un amplio catálogo de pruebas que incluyen todas las de mayor prestigio profesional y siempre utilizando las últimas versiones, en algunas de las cuales hemos colaborado en su elaboración.

Los motivos más habituales de consulta son:

Algo que les solicitaremos es paciencia porque no hay intervenciones milagrosas. En muchos casos la necesidad, comprensible, de encontrar respuestas puede hacer que la evaluación sea precipitada. Conocer a un niño que en muchas ocasiones no tiene la capacidad del adulto para contar mediante palabras cómo se siente, qué le hace tener estas emociones, cómo intenta solucionarlas o dónde están sus verdaderas dificultades para aprender requiere de un tiempo para poder ganarse la confianza del niño y estudiar con detalle de dónde proceden los problemas. Un diagnóstico no es una solución y mucho menos un diagnóstico equivocado que no tenga en cuenta todo lo positivo que el niño tiene y que le ayudará a superar sus dificultades. En muchas ocasiones nos dicen que la prioridad es que sus hijos sean felices, pues bien, además de un elemento prioritario es también imprescindible para que otros aspectos de su desarrollo evolucionen de la mejor forma posible.

Ir arriba